Aaron “TNT Wheelz” Fotheringham se convierte en la primera persona en conseguir lanzarse por una rampa en silla de ruedas y hacer un giro en el aire de 360 grados, para después aterrizar magistralmente. Lo consiguió en Sidney, Australia, frente a 16.000 fans.